Posteado por: Tito Pevida Rodriguez | febrero 22, 2008

Domótica y gestión de la energia

Se considera que una vivienda es domótica si en ella hay agrupaciones automatizadas de equipos, normalmente asociados por funciones, que tienen la capacidad de comunicarse interactivamente entre sí a través de un bus doméstico multimedia, que los integra.

 Se debe dejar claro que una vivienda con automatismos, como por ejemplo con una persiana que se abre y se cierra mediante un mando a distancia, no se puede considerar una vivienda domótica. Si, siguiendo el ejemplo anterior, fuese capaz por si sola de cerrar las persianas y activar la alarma de apertura de ventanas cuando la casa está desocupada, entonces sí que se hablaría de una vivienda domótica, ya que diversos sensores y actuadores se comunican para determinar qué acción cabe realizar.  Las principales aplicaciones de la domótica son: ·                     Confort ·                     Gestión de la energía ·                     Seguridad ·                     Comunicaciones  Si se habla de construcción sostenible, la aplicación más interesante que se puede encontrar de la domótica es la gestión de la energía. Normalmente se considera que el ahorro energético que resulta de controlar automáticamente su gestión es de un 10% aproximadamente. Sin embargo cabe matizar que si un usuario ya gestionaba correctamente la energía, prácticamente no notará la diferencia de consumo al hacer una instalación domótica; en cambio, si derrochaba mucho la energía puede notar un ahorro de más de un 50%. Cabe tener en cuenta que la domótica no incrementa el grado de eficiencia de los aparatos de climatización o de las lámparas, sencillamente es equivalente a tener a una persona en casa que se preocupa de que no queden ventanas abiertas con la climatización funcionando, que la temperatura sea la óptima para adquirir un compromiso entre confort y consumo, que no queden luces encendidas de forma innecesaria o que se bajen las persianas cuando hay excesiva incidencia de la radiación solar.   Las aplicaciones de la domótica en el campo de la gestión de la energía son muy diversas y las más adecuadas dependerán de las características de cada vivienda, pero siempre tienen que ir ligadas a otros factores, como la eficiencia de las instalaciones o la adecuada construcción del edificio, si se quiere hablar de vivienda sostenible.  Probablemente uno de los escudos que encuentra la domótica a la hora de implantarse en las viviendas es el desconocimiento que hay sobre el tema. La mayoría de promotores y técnicos desconocen si una instalación domótica les permitirá utilizar los electrodomésticos habituales, si complicará excesivamente las instalaciones del edificio o, sencillamente, si encarecerá mucho el precio final de la vivienda. La respuesta es sí y no en todos los casos. Hay sistemas que tan sólo se comunican con elementos “inteligentes” e incluso los interruptores de las luces tienen que ser especiales. Hay algunos que se adaptan a todos los dispositivos estándares de las viviendas; hay otros que implican una cantidad de cableado muy grande, y otros que utilizan muy poco cableado o incluso no tienen hilos. Algunas instalaciones pueden resultar muy caras, pero también se pueden hacer aplicaciones interesantes por menos de 1.000 €. Todo depende de las aplicaciones que queramos hacer y de lo que estemos dispuestos a pagar.  Las aplicaciones que podemos dar a la domótica para ahorrar energía no varían mucho de las acciones que puede hacer una persona, pero tenemos la certitud de que siempre se harán de forma automática. Entonces lo que cabe plantearse no es cuáles son las limitaciones de la domótica en este campo, sino cuáles son los sistemas que hay y si es factible aplicarlos en los proyectos. Las diferentes tipologías que se pueden encontrar son:  Sistema centralizado

Los elementos de la red producen o reciben información, pero debe existir una central de procese esta información.

Ventajas: la instalación es sencilla y el coste es moderado. Inconvenientes: la cantidad de cableado es importante, es difícil hacer ampliaciones futuras y si la central falla, todo el sistema falla.  Sistema descentralizado Todos los elementos de la red pueden generar y recibir información, además de procesarla para hacer una acción determinada. Es necesario un protocolo de comunicaciones para que todos los elementos funcionen correctamente; algunos de los más conocidos son: ·                     EIB. Funciona a través de un cable denominado bus de comunicaciones. ·                     X2D. Funciona por radiofrecuencia.

·                     X-10. Funciona por corrientes portadoras, o sea, a través de la red eléctrica de la vivienda.

 Ventajas: es sencillo hacer ampliaciones del sistema y se necesita poco cableado para hacer la instalación. Su funcionamiento es mucho más seguro, ya que no depende de ninguna central; por lo tanto, si se estropea un elemento, el resto continua funcionando. Inconvenientes: el coste es bastante elevado. Se deben utilizar elementos específicos preparados para el protocolo de comunicaciones que se escoja y su programación es más compleja.

Para entender mejor las diferencias entre los dos sistemas se analizará un ejemplo muy sencillo:

 En una vivienda se instala un sistema centralizado. Se tiene una central de gestión, una célula fotoeléctrica y una persiana motorizada, y el objetivo es que durante los meses de verano la persiana baje automáticamente si hay radiación directa del sol, para evitar el aumento de temperatura.

 Al ser un sistema centralizado, el sensor pasa la información a la central de gestión, y es ésta la que activa el actuador para bajar la persiana. Si hay muchos sensores y actuadores para toda la vivienda, la cantidad de cableado necesario es importante. La ventaja es que se puede usar cualquier sensor o actuador; no se tienen que utilizar modelos específicos.  Al ser un sistema centralizado, el sensor pasa la información a la central de gestión, y es ésta la que activa el actuador para bajar la persiana. Si hay muchos sensores y actuadores para toda la vivienda, la cantidad de cableado necesario es importante. La ventaja es que se puede usar cualquier sensor o actuador; no se tienen que utilizar modelos específicos.  
En este caso se tiene un sistema descentralizado. No hay central de gestión y es el sensor mismo el que se comunica con el actuador para bajar la persiana cuando es necesario. Se reduce mucho la cantidad de cableado, pero se necesita que todos los aparatos puedan entender el mismo protocolo de comunicación; por lo tanto, son aparatos específicos que resultan más caros. En este caso se tiene un sistema descentralizado. No hay central de gestión y es el sensor mismo el que se comunica con el actuador para bajar la persiana cuando es necesario. Se reduce mucho la cantidad de cableado, pero se necesita que todos los aparatos puedan entender el mismo protocolo de comunicación; por lo tanto, son aparatos específicos que resultan más caros.  Sistema distribuido

Es una combinación de los sistemas mencionados anteriormente. Los elementos de la red pueden recibir y generar información, pero están conectados a módulos que se comunican entre sí a través de un bus doméstico. En este caso, por lo tanto, también será necesario un protocolo de comunicaciones, como por ejemplo Batibus, EHS o LonWork


 Este sistema combina las ventajas de los dos anteriores. Se puede asegurar mejor el funcionamiento y es fácil de ampliar, al mismo tiempo que los sensores y actuadores pueden ser de tipo universal y, por lo tanto, el coste es más moderado. El inconveniente más destacable es la dificultad de la programación. Tan sólo se podrá determinar el sistema más adecuado si se conocen el proyecto y las necesidades del cliente. Por ejemplo, podría ser razonable utilizar un sistema por radiofrecuencia si se está haciendo la instalación en una vivienda existente, ya que aunque el sistema en sí resulta bastante caro, cabe tener en cuenta que no sería necesario hacer obras. Por otro lado, si el proyecto es muy pequeño y se está construyendo la vivienda, lo más razonable puede ser utilizar un sistema centralizado por su bajo coste. –

Agenda de

la Construcciòn Sostenible

 Fuente: Habitasol

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: